lib.mainmenu_1

 
 

Fomento de la tecnología y la inversión

Cuestión

Los países en desarrollo se han quedado muy rezagados en la generación y aplicación de tecnologías modernas y adecuadas; efectivamente, estos países representan solo el 4 por ciento de las inversiones en investigación y desarrollo a nivel mundial. Asimismo, los países en desarrollo no han tenido mucho éxito en sus intentos por atraer inversiones sustanciales que puedan respaldar sus iniciativas de desarrollo.

Existen varias razones para ello, entre las que se incluyen habilidades deficientes, acceso limitado a la información técnica, marcos regulativos e institucionales inadecuados, así como también rígidas estructuras organizacionales que impiden el cambio y la innovación en materia técnica. Los países industrializados generan prácticamente todas las tecnologías del mundo; y si bien algunos países en desarrollo cuentan con la capacidad de adoptar y adaptar algunas de estas tecnologías a sus necesidades, la mayoría queda al margen.

Es sabido que la inversión extranjera directa (IED) puede constituir un aporte fundamental para el crecimiento económico y el avance social de los países en desarrollo si los inversores extranjeros aportan nuevas habilidades, conocimientos y tecnología a través de subcontrataciones y otras formas de colaboración. Para las empresas locales, la IED puede significar la puerta de acceso a cadenas de suministro global y mercados internacionales; a la calidad que estos mercados esperan de los proveedores locales, y a las normas de aceptación mundial que ponen en práctica. La IED también fomenta el aprendizaje, el perfeccionamiento y la innovación de la tecnología que estas empresas necesitan para poder competir en los mercados del mundo.

Asimismo, las economías en desarrollo se caracterizan por la deficiencia en la cantidad de información que está a disposición del público sobre actividades de nivel empresarial. Los datos sobre las oportunidades de negocios y el entorno de inversión generalmente están fragmentados y son insuficientes para poder tomar decisiones adecuadas. A pesar de que estas deficiencias son de amplio conocimiento para la comunidad de donantes, y se han impulsado muchas iniciativas para abordar el problema, gran parte de esta actividad no cuenta con la coordinación necesaria, y, dadas las capacidades de la tecnología de la información, es crítica la falta de acceso a los datos generados.


Objetivo

Para crecer, los países en desarrollo y las economías en transición deben movilizar la inversión (tanto nacional como extranjera) y las tecnologías modernas, para lograr expandir sus activos productivos y aumentar sus competencias clave y su competitividad.

La ONUDI ha adoptado el enfoque de abordar las deficiencias de los Gobierno y los mercados de forma sistemática, para solucionar algunos de los problemas presentes. Nuestros servicios se han diseñado de forma tal que abordan las necesidades específicas de estos países de acuerdo con su respectiva etapa de desarrollo industrial y tecnológico.

El cambio tecnológico afecta la naturaleza de la inversión. En el pasado, la producción de alta tecnología se veía limitada a los países ricos y con altos ingresos. Hoy la tecnología se transfiere más fácilmente a los países en desarrollo, donde la producción de alta gama puede combinarse con oportunidades laborales para las comunidades locales.

La ONUDI debe estar a la altura para poder enfrentar este desafío y asistir a los países en desarrollo en consecuencia y de forma sostenible. Mediante el estudio de casos e iniciativas anteriores, la realidad de un proceso cooperativo de tecnología genérica y sólida puede reproducirse y difundirse a través de programas para la creación de capacidad, adaptándolos según sea necesario para las economías y culturas locales.

Un acertado proceso cooperativo de tecnología incluye elementos tales como una evaluación de necesidades, la fijación de prioridades nacionales claras para el desarrollo tecnológico, la identificación de medios correctos para la adecuación y la coordinación, un entorno favorable y la creación de capacidad.

Actividades

En términos del fomento de la inversión, la ONUDI dirige los siguientes programas:

  • La Red del Organismo de Fomento de Inversiones (AfrIPANet, por sus siglas en inglés).
  • El Fomento de la Inversión y el Desarrollo Empresariales.
  • Subcontratación e Intercambios entre Alianzas.

En términos del fomento de la tecnología, la Organización está a cargo de lo siguiente:

  • La Red Mundial de la ONUDI de Directores de Universidades para la Innovación.
  • La plataforma PLATECH de parques tecnológicos.
  • Los Centros Internacionales de Tecnología.

Además, la ONUDI brinda servicios especializados a empresas a través de:

  • La Red de Oficinas de Promoción de Inversiones y Tecnología  (OPIT)
  • El software COMFAR para análisis de viabilidad y presentación de informes.