lib.mainmenu_1

 
 

Diferentes fases

La estrategia de la ONUDI tiene tres fases:

  1. crear conciencia sobre la competitividad industrial y comercial;
  2. capacitar contrapartes públicas y privadas en el diagnóstico industrial y el análisis de competitividad comercial;
  3. crear una unidad inter-institucional (o institucional) dotada de jóvenes profesionales de instituciones del sector privado y Ministerios clave.

Fase uno:

Se organiza un seminario breve para presentar las mejores prácticas internacionales en manufactura – con un énfasis en sectores y productos de relevancia para el país en cuestión – y una evaluación preliminar de las fortalezas y debilidades industriales y comerciales del país.

Fase dos:

Se selecciona cuidadosamente a un grupo de jóvenes profesionales de la contraparte para que participen en cursos de capacitación sobre la metodología de la ONUDI para el diagnóstico industrial y el análisis de la competitividad comercial. En caso de que sea factible, se incluye entre las contrapartes nacionales a una universidad nacional. Este curso intensivo es normalmente de dos semanas de duración e introduce a los participantes al tratamiento y procesamiento de estadísticas industriales, la formulación de indicadores e índices de competitividad, el uso de ejercicios de benchmarking y el análisis e interpretación de los resultados. En este punto, se pueden introducir en la evaluación objetivos de política nacional – como la reducción de la pobreza – y se puede poner el énfasis en identificar y evaluar perspectivas y medidas para la actualización de las cadenas de valores en sectores que pueden ayudar a reducir la pobreza mediante la generación de empleo y la distribución de ingresos. 

Fase tres:

Se establece una unidad dotada de jóvenes en prácticas seleccionados del curso, probablemente en el Ministerio de Industria o la Cámara de Industria. La unidad establece extensas bases de datos, supervisa las tendencias industriales y produce un Informe de competitividad industrial (Industrial Competitiveness Report) que evalúa el desempeño del sector industrial. Se producen análisis sectoriales y se publican notas técnicas sobre temas específicos que afectan la competitividad industrial y las perspectivas comerciales. Cuando un país está empezando negociaciones para acuerdos comerciales regionales o globales, el análisis estadístico realizado por la unidad puede proporcionar una valiosa base para el equipo de negociación. La unidad puede establecer también una base de datos sobre Obstáculos Técnicos para el Comercio (OTC) y sobre otras medidas no arancelarias que tengan impacto sobre el desempeño industrial.

Otra herramienta para los análisis de competitividad es la producción de datos y textos explicativos sobre el coste de hacer negocios en un país. Esto cubre aspectos esenciales como el coste de servicios (agua, energía, comunicaciones), el coste y la disponibilidad de tierra, mar, transporte aéreo y ferroviario, los costes laborales, del registro de las empresas,  del régimen fiscal, de la certificación de productos y de la documentación comercial. La información es accesible en internet y de forma impresa.

Los trabajos analíticos y los estudios económicos generados por la ONUDI son importantes para dos grupos principales de stakeholders para el desarrollo:

  • Los gobiernos, los cuales adquieren unas sólidas bases para diseñar sus políticas industriales y comerciales y para dirigir el apoyo donde se encuentran los mayores rendimientos potenciales para la economía nacional.
  • Las empresas manufactureras, las cuales no disponen ni del tiempo ni de los recursos para este trabajo analítico esencial que es también un bien público y debería ser ampliamente compartido y diseminado.