lib.mainmenu_1

 
 

Modernización empresarial

Aunque que la liberalización comercial ofrece grandes oportunidades a los fabricantes, estas oportunidades tan solo pueden explotarse de forma exitosa si los comerciantes son capaces de enfrentase a la competencia global, la gran diversidad de mercados y los rápidos cambios en las tecnologías y las preferencias de los consumidores.

Para las empresas de los países en desarrollo o economías en transición a menudo resulta difícil adaptarse a un entorno empresarial que está continuamente evolucionando. En el pasado, estos fabricantes abastecían a consumidores menos exigentes en economías menos dinámicas que tenían una larga historia de proteccionismo. Esto ha creado estructuras industriales que no solo son inadecuadas sino que no se adaptan bien a los cambios rápidos. La producción en estos países ha de pasar de la producción en masa de productos estándar en plantas integradas a la producción basada en el uso intensivo de capital humano, la flexibilidad y el suministro de proveedores de todo el mundo.

La creación de una posición fuerte en los mercados de exportación no es tan solo una cuestión de ser capaces de ofrecer productos de bajo coste, sino también de la habilidad de las empresas de entrar en nuevos nichos de mercado con productos innovadores que cumplan con las normas internacionales. Esto requiere nuevas capacidades de gestión, la adquisición y/o adaptación de nuevas tecnologías, y la habilidad de formar alianzas estratégicas. Los esfuerzos a nivel de empresa o industria en estas áreas deben complementarse con mejoras en el entorno empresarial (políticas, regulaciones, instituciones de apoyo, infraestructuras físicas).